Artículo Sanando la Enfermedad

Sufrir es más fácil que asumir la solución

Por Angela Suárez 

La enfermedad es un movimiento del espíritu para sanar la conciencia familiar llevando al individuo a la reconciliación con los excluidos de su clan”.
La enfermedad es un programa de supervivencia de la especie y del individuo” (Hamer).

Mirar la enfermedad des de otra perspectiva, como una oportunidad de autoconocimiento y de crecimiento personal, responsabilizándose y comprendiendo el mensaje que nos quiere transmitir.

Ser capaces de escucharla, sin juzgarla, ni sintiéndonos culpables, ni víctimas, aceptándola como un camino de cambio y sanación.

Todos pertenecemos a un sistema familiar dónde forman parte los hijos, los padres, los abuelos, los hermanos del padre, de los padres y todos los que hicieron sitio, por ejemplo, cónyuges o novios anteriores de los padres, ahora bien, si uno de estos sufrió una injusticia o un desequilibrio, el grupo se adapta por supervivencia aunque surge la necesidad inconsciente de compensación, generando en algunos casos la enfermedad de uno de los miembros.

La injusticia, que se puede presentar de distintas formas, como secretos familiares, exclusiones, enfermedades, desamores, muertes, abortos, abusos, etc. ocurrida en generaciones anteriores es representada y sufrida nuevamente por otro miembro del grupo para que lo repare.

Cuando hacemos consciente la injusticia y nos responsabilizamos de lo que ello conlleva, podemos dar el gran paso hacia la comprensión y la sanación. Pudiendo entender la enfermedad, el estrés y el dolor, como un aliado, como un camino de sanación y salud.